Trucos de belleza naturales

Usados durante generaciones, estos trucos te sacarán de un apuro y te ayudarán a sacarte el máximo partido ¡sin dejarte un dineral!

Trucos de belleza naturales

El mundo de la belleza está en auge. Cada vez disponemos de más avances científicos que permiten crear productos estupendos para cuidar la piel, el pelo, maquillarnos…Sin embargo, siguen existiendo trucos de belleza naturales a los que podemos recurrir sabiendo que son 100% efectivos..

Estos trucos nacen de la sabiduría popular y la experiencia de generaciones de mujeres. Muchos de ellos aprovechan las propiedades de diversos alimentos para un fin distinto y, otros, se benefician de algunos productos pensados para otra cosa.

Trucos para combatir las ojeras

Una cuchara fría

Una cuchara fía / shutterstock

Hay días que no descansamos bien y nos levantamos con ojeras o bolsas. Para eliminarlas podemos optaremos por cortar dos rodajas de patata crudas y colocarlas sobre nuestros ojos durante unos minutos. La patata, al igual que el pepino, tiene propiedades astringentes y desinflamatorias y acabará con la hinchazón.

Otra opción es colocar dos cucharas en el frigorífico durante unos minutos (si tienes prisa, puedes usar el congelador) Cuando estén bien frías, las ponemos sobre los ojos durante unos segundos.

Consigue una piel brillante

Mascarilla casera

Mascarilla casera / shutterstock

Para lograr una piel luminosa y brillante cogemos el zumo de una patata (podemos licuarla o rallarla) y lo aplicamos sobre la piel durante 30 minutos. Después, retiramos con agua. Otra opción para lograr luminosidad es hacernos una mascarilla específica. Para ello mezclamos un yogurt con harina de garbanzos y un poco de azafrán. Aplicamos durante unos minutos y después retiramos.

Consigue una piel tersa y sin arrugas

Mascarilla antiarrugas

Mascarilla antiarrugas / shutterstock

Para combatir las arrugas y la flacidez en la piel del rostro, existen varios trucos de belleza naturales. Uno de ellos es hacerse una mascarilla con harina de avena y agua. Mezclamos bien los dos ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y la aplicamos en el rostro. Dejamos reposar durante 20 minutos y, después retiramos con agua. Esta mezcla estirará la piel y la calmará.

Otra opción es aplicarnos una mascarilla hecha a partir de clara de huevo. Con ella conseguiremos estirar la piel y, además, reduciremos el tamaño de los poros. Esta opción es perfecta si se tiene la piel grasa.

Acaba con los granos

Acaba con el acné

Acaba con el acné / shutterstock

Sin duda, el mejor truco para combatir la aparición de granitos es llevar una correcta higiene facial. Sin embargo, no podemos evitar que aún así, de vez en cuando, nos salga algún indeseable amiguito. Para combatirlo, podemos aplicar sobre él unas gotas para los ojos antes de dormir. Estas gotas tendrán un efecto antiinflamatorio y reducirán el tamaño del grano.

Otro remedio, más conocido, es ponernos un poco de pasta de dientes. Eso sí, este truco debemos usarlo de forma puntual, ya que, si no, puede ser demasiado agresivo para nuestra piel.

Cuidados naturales para el pelo

Cabello

Cabello / shutterstock

Solo nosotras entendemos lo que significa su pelo para una mujer. Es nuestra seña de identidad, por él marcamos nuestros cambios y nuestra actitud. Por eso es importante cuidarlo tanto. Para ello, lo esencial es lavarlo siempre con agua tibia y ¡no cepillarlo mojado! Al pasar el cepillo nada más salir de la ducha, estaremos pegándole tirones cuando es más frágil y propenso a romperse. Tras lavarlo, esperamos a que se seque y lo cepillamos con un cepillo de dientes anchos, de madera o metal.

Un remedio buenísimo, especialmente si tenemos el pelo rubio, es darle un baño de cerveza, durante 10 minutos, una vez a la semana. Incluso si somos morenas, será un truco de belleza a tener en cuenta, ya que hidrata muchísimo el cabello.

Mascarilla capilar

Mascarilla capilar / shutterstock

Otro buen truco es aplicarnos una mascarilla hecha con dos cucharadas de mayonesa, dos claras de huevo y una cucharada de aceite de oliva. Este tratamiento es perfecto para cabellos secos y castigados, ya que hidrata muchísimo.

Sin embargo, para cabellos grasos es mejor otro tipo de tratamiento. Para este tipo de pelo mezclaremos el zumo de medio limón y media taza de té negro. Aplicamos en el pelo, dejamos reposar durante 3 minutos y enjuagamos. Éste remedio combatirá el exceso de grasa gracias a las propiedades astringentes de sus componentes.

Mantén tus uñas fuertes

Uñas fuertes

Uñas fuertes / shutterstock

Ya vimos que una de las claves para mantener tus manos jóvenes y bonitas era cuidar las uñas. Por eso, es importante que tengamos unas uñas fuertes, que no se quiebren ni se astillen. Para ello, debemos picar un ajo muy fino y añadirlo a nuestro esmalte transparente. Al aplicarnos el esmalte estaremos fortaleciendo las uñas y estimulando su crecimiento.

Antes de maquillarte, opta por el frío

Hielo

Hielo / shutterstock

Éste es uno de los trucos de belleza naturales más fáciles y baratos. Antes de aplicarnos el maquillaje, nos hacemos un masaje en la cara con varios cubitos de hielo. Conseguiremos que disminuya la temperatura de la piel y eso hará que los productos se adhieran mejor. Por lo tanto. es un sistema infalible para que el maquillaje dure más tiempo.

Consigue unos labios más sexys

Vaselina

Vaselina / shutterstock

Y sin cirugía ni inyecciones de ningún tipo. Para lograr unos labios más atractivos y carnosos basta con que apliquemos un poco de vaselina antes de dormir. Si queremos completar la jugada, masajeamos los labios con un cepillo de dientes, para estimular la circulación y eliminar células muertas.

Trucos en la depilación

Depilación

Depilación / shutterstock

Cuando hablamos de trucos de belleza naturales, normalmente, nos olvidamos de la depilación. Sin embargo, existen una serie de trucos y consejos que podemos seguir para que eliminar el bello sea más cómodo y efectivo.

Antes de depilarnos, es bueno que exfoliemos la piel. así eliminaremos las células muertas y el pelo quedará más expuesto. Con este truco, la depilación con cuchilla será más apurada y la cera o la máquina podrán alcanzar pelos que, de otra forma, no podrían. Además, es una buena forma de prevenir los pelos enquistados.

La depilación es mejor hacerla, además, justo después de la ducha, ya que el calor del agua habrá dilatado los poros. Ésto es perfecto si tenemos pensado depilarnos arrancando el vello, porque hará el procedimiento menos doloroso.

Danos tu valoracion