Las puertas del Ratoncito Pérez

Las puertas del Ratoncito Pérez

Creces y los dientes de leche se te caen. Una criatura minúscula y peludita, llamada Ratoncito Pérez, se cuela esa noche en la habitación para buscar el diente caído que está debajo de tu almohada. Te deja un regalo o una moneda y se vuelve a su palacio. Allí seguirá construyendo su palacio con todos los dientes de leche que compre. Esta es una imagen del posible palacio del Ratoncito Pérez porque nadie lo ha visto aún.

Las puertas del Ratoncito Pérez

Shutterstock

¿Por dónde entra este Ratoncito Pérez en las habitaciones? Cuando era pequeña, en mi casa le hacíamos una “trampa” llenando el suelo de la zona de la puerta de la habitación con polvos de talco. Por la mañana veíamos el rastro que había dejado su cola y sus patitas. Pero como todos los niños, crecímos y no tuvimos más dientes de leche que dejar debajo de la almohada ni más visitas de este Ratoncito.

Las puertas del Ratoncito Pérez

Shutterstock

Hace muy poquito, cuando estoy seguramente más cerca de ser madre que de la niña que fui, me encontré con esta delicia imprescindible: una puerta del Ratoncito Pérez minúscula sobre el zócalo (enlace a la web al final del post), lista para que el Ratoncito Pérez pueda entrar y salir rápidamente de las habitaciones cuando tenga dientes de leche que recoger, un prodigioso túnel útil y decorativo. ¿Cómo no querer o no necesitar esta puerta de madera envejecida con porche, aunque queden años para que vuelvan los dientes debajo de las almohadas?

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Una puerta del ratón envejecida es algo que ocupa tan poco, que puede ir en el suelo, estanterías, escalón, cama o en cualquier lugar imaginable, es indispensable en las habitaciones juveniles y en las habitaciones infantiles.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

¿De otro modo, por dónde entraría el Ratoncito Pérez sin peligros para recoger los dientes caídos?

dientes leche

Shutterstock

Tony creó la primera puertecita para el Ratoncito Pérez para su sobrino. ​Antes de tenerla, ni el pequeño ni los papis dormían, como tantos otros, pensando que podían pisar al Ratoncito, que el diente se podía perder o caer… Pero con esta puertecita que Tony le puso en la habitación, a juego con los colores que tenía, tanto el peque como los padres pudieron dormir mucho más tranquilos y en un sueño profundo.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Puedes elegir si quieres que tenga una bolsita en la que dejar el diente, tu nombre encima de la puerta para que sepa quién eres y no se confunda. Así le facilitarás mucho el trabajo del Ratoncito de ir a todas las casas de los niños y no tendrá que trepar hasta la cama para recoger el diente de la almohada. Le dejarás tiempo incluso, para hacer una pausa y tocar el piano.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Como todos los buenos diseños y las grandes ideas, le pidieron más y más puertas, cada una distinta en función del niño o niña que la iba a tener en su habitación.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

La lesión que tiene en la espalda le impide a Tony llevar una vida rutinaria de trabajo, con lo que dedica su tiempo y esfuerzos a crear de manera artesanal, minuciosa, minúscula, exclusiva y personalizada, estas puertas de Ratoncitos o de hadas que nos permiten que la magia y la ilusión sigan vivas.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Hace absoltamente todo a mano de manera artesanal: puertas, marcos, porches, blaustradas, barandillas con cordel, señales de caminos, carteles con el nombre, ​clavitos para la madera, ventanas, farolitos, tiradores, cestitas para el diente, pianos con tapa para cerrarlo, escalinatas, luces enanas que iluminan la puerta…

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Es notabilísimo que habla de ello con muchísima ilusión: con sus puertas está permitiendo que el Ratoncito Pérez pueda entrar en un abrir y cerrar de ojos en las habitaciones infantiles mientras los peques duermen o, si así lo quieres, coge y deja el diente en un milisegundo de la cestita sin tener que entrar siquiera en la habitación, ¡qué tranquilidad!

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Sus diseños son exclusivos y bajo encargo, pero tienen un precio de fabricación en serie y estandarizada como otras puertas del mercado. De manera personalizada y única, la familia puede elegir qué quieren que tenga la puertecita del Ratoncito Pérez, en qué colores, con qué elementos, si quieren quizá un piano para que el Ratoncito lo pueda tocar y dormir aún más a los peques, una sillita para descansar del viaje, una ventana para asomarse a ver si el peque está dormido, un felpudo para limpiarse las patitas si ese día ha llovido, o lo que tu imaginación o la de Tony hagan crear esta puerta es imprescindible, sin duda, en las habitaciones infantiles.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Si lo que prefieres es decorar tu puerta con una bicicleta, una barbacoa, un paraguas, un balancín, una guitarra, un trineo, jarroncitos de leche o algunos libros, puedes elegir los complementos accesorios que quieres añadir.

Pero no sólo la puedes poner en una habitación para peques, poco a poco algunas casitas rurales, peluquerías, bares y otros locales las están incluyendo en sus comercios, pero son tan pequeñas que seguro que la ven los niños antes que los adultos, lo que es sin duda, un éxito.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

También pueden ir en otros lugares de la casa, como en el salón.

Las puertas del Ratoncito Pérez

www.ratonperez.me

Y esto no acaba aquí, Tony acaba de conseguir una máquina que le permitirá hacer todos los accesorios de la puerta del Ratón Pérez de manera completamente artesanal y minúscula, en pocos días podremos ver en su web con qué nos deleita para acompañar las puertecitas.

Fotos: Tony.

Página web: www.ratonperez.me

Arquitecta de Interiores y Licenciada en Historia

    ¿Te ha gustado?