Cómo hacer una mudanza y no morir en el intento

Por si te tienes que enfrentar a una mudanza y te sientes un poco perdida, te damos unas cuantas claves para que empieces en tu nuevo hogar con buen pie.

mudanza

Hacer una mudanza es uno de los procesos más estresantes que puede vivir una persona. Al proceso emocional que supone dejar el que ha sido nuestro hogar, se suma el descubrir que tenemos muchas más cosas de las que creíamos. De repente, las cajas no nos dan para más y, durante días, no encontramos nada de lo que necesitamos.

A la hora de prepararnos para dejar nuestro hogar nos surgen mil dudas sobre cómo hacerlo, sobre qué empaquetar primero y qué dejar fuera hasta el último día e, incluso, qué tirar. Además, al llegar a la nueva casa nos enfrentamos al reto de encontrar un nuevo lugar para cada cosa.

Este cambio puede venir acompañado, para más desesperación, de otras novedades en nuestra vida, como cambiarnos de ciudad, irnos a vivir con la pareja, casarnos o un bebé. Por si te tienes que enfrentar a una mudanza y te sientes un poco perdida, te damos unas cuantas claves para que empieces en tu nuevo hogar con buen pie.

La preparación

Una mudanza es un proceso más difícil de lo que parece, así que te recomendamos empezar a prepararla con un mes de antelación. ¿Cómo? ahora mismo te lo contamos:

calendario

1- Organiza el calendario. Márcate una fecha para cumplir cada objetivo…así evitarás remolonear y verás si necesitas ayuda extra.

2- Empieza hablando con la empresa de mudanzas y concreta el día en el que se hará el traslado, para evitar sorpresas.

3- Haz limpieza y deshazte de todo aquello que no utilices y que sepas que no vas a utilizar…¡olvídate de los “por si acaso”!. La clave es que si no lo has usado en un año, no lo vas a usar! Aprovecha, además, esa limpieza para sacarte un dinerito o hacer una buena acción. Vente lo que no uses o dónalo, saldrás ganando por partida doble.

4- Arregla los papeles del seguro. Si eres propietaria, habla con tu compañía para que tu casa esté protegida desde el primer día. Si eres alquilada, recuerda que el seguro de la casa no cubre, normalmente, tus pertenencias. Existen, eso sí, aseguradoras que ofrecen seguros para inquilinos.

5- Cuidado con los suministros. Asegúrate de hablar con las empresas que te suministran el agua, la luz, el gas y el teléfono/internet. Notifica tu mudanza para que no te sigan cobrando después. Procura, también, tener arreglados todos esos asuntos en tu nueva casa antes de mudarte…¡solo te faltaba llegar y no tener luz!

6- Hazte con el material que vayas a necesitar. Consigue cajas, rotuladores, cinta de embalar…¡se previsora!

Momento empaquetado

mudanza

1- Empieza a empaquetar con tiempo. Al menos con dos semanas de antelación. Si no, luego te entrarán los agobios.

2- Comienza guardando lo que no utilices a diario. Por ejemplo, libros, objetos decorativos o la ropa que no uses en esa época del año.

3- Alquila un trastero. Así podrás ir guardando lo que vayas empaquetando sin que te estorbe en casa…¡que bastante tienes ya!

4- Empaqueta por habitaciones. Así será más fácil organizarse a la hora del traslado. No olvides, además, apuntar en cada caja o bolsa lo que hay dentro.

5- Si te mudas con muebles, no vacíes todos los cajones. Solo aquellos que tienen dentro cosas pesadas. Así te ahorraras empaquetar y colocar un montón de pequeñas cosas.

6- Protege bien los objetos frágiles. Para ello puedes emplear papel de periódico, plástico de burbujas o incluso sábanas. Aprovecha, además, y mete en bolsas de basura tus cojines, peluches y almohadas ¡funcionarán de amortiguación en el camión!

7- Al desmontar muebles…¡no pierdas ni un tornillo!. Guárdalos todos bien en una bolsita, para que luego no te vuelvas loca montándolos.

8- Tus documentos, a buen recaudo. Guarda en una carpeta tus papeles importantes y tenla siempre localizada…te evitarás muchos disgustos.

9- Prepara un kit de emergencia. Con una sábana, tu pijama, un modelito completo y tu neceser. Será imprescindible para tu última noche en tu vieja casa y tu primera noche en tu nuevo hogar.

¡Bienvenida a tu nuevo hogar!

¡Enhorabuena! ya has superado la primera parte, pero ahora te toca instalarte en tu nueva casa…¡que tiene cajas y bolsas por todas partes! Para ello, hay una serie de consejos que no debes olvidar

planta

1- Monta primero los muebles. De esta forma, te quitarás un montón de bultos enormes el primer día. Además, ya tendrás los cajones y repisas preparados guardar en ellos tus cosas.

2- Plantas desde el minuto 1. Puede parecer una tontería ¡pero es super importante! Ten plantas en tu casa desde el primer día, limpiarán el aire. Además, te darán sensación de hogar desde el principio.

3- Si empaquetas por habitaciones…desempaqueta también por habitaciones. Comienza colocando las cosas de la cocina y el baño. En segundo lugar, guarda lo de los dormitorios, empezando por la ropa de cama. Por último, coloca las cosas del salón.

4- Limpieza, segunda parte. Sí, ya sabemos que has hecho una limpieza tremenda, pero quizá no todo encaje en tu nuevo hogar. Por ello, lo que no entre véndelo, regálalo o tíralo. Si tiene un gran valor sentimental para ti te lo puedes quedar, pero tampoco fuerces.

5- Controla tus nervios y date tiempo. Las mudanzas son muy estresantes, recuérdalo. Tenlo en cuenta a la hora de tratar con los demás. Si te mudas con tu pareja ¡no es el momento de hablar de cosas importantes! Date unos días, además, para instalarte y evita los compromisos en ese tiempo.

6- Ten dinero de reserva. No sabes qué vas a necesitar comprar en tu nueva casa, así que guarda un poco de dinero para esos pequeños detalles.

mujer

Si sigues estos consejos y tienes un poco de paciencia…¡Enhorabuena! ya puedes disfrutar de esta nueva etapa de tu vida, en tu nuevo hogar…¡BIENVENIDA A CASA!

¿Te ha gustado?