3 tipos de abdominales que te harán tonificar mucha más el cuerpo

Tipos de abdominales

Los abdominales no hacen una marca de six packs. Es la combinación de comer limpio y movimientos funcionales dinámicos que usan todo tu cuerpo, la mejor manera de forjar ese núcleo.

Existen tres movimientos en los que la mayoría de los entrenadores confían, y uno de ellos incluye esa media bola azul de aspecto gracioso que siempre ves en el gimnasio llamada Bola Bosu.

En estudios recientes realizados por el Centro Nacional de Información Biotecnológica, aseguran que el uso de una bola bosu debajo de la parte inferior de la espalda durante el entrenamiento central puede aumentar la activación del recto abdominal en casi un 25 por ciento.

Simplemente agrega estos tres movimientos a tu entrenamiento, ya sea entre series o al final, para sentir realmente la quema de grasa.

Abdominales en bosu

Abdominales con Bosu/ Tindr

3 diferentes tipos de abdominales

1. Bicicleta Bosu de una sola pierna

Una de las mejores maneras de tonificar los abdominales inferiores es moviendo las piernas.

Enfócate realmente en llevar la pared abdominal a lo largo de tu movimiento en lugar de flexionar demasiado tus abdominales y dejar que sobresalgan. Imagina que tu cintura se encoge y tira de tu ombligo hacia la zona lumbar.

¿Qué debes hacer?
  • Recuéstate sobre la bola bosu, colocando una mano detrás de la cabeza y la otra hacia un lado para mantener el equilibrio.
  • Extiende la pierna y el brazo opuestos a lo largo del piso, y luego gira la rodilla hacia el codo mientras subes.
  • Asegúrate de extender todo el recorrido hacia abajo, sintiendo un ligero arco en la parte superior de tu cuerpo en la parte inferior del movimiento, y mantén el codo ancho.
  • Haz 15 repeticiones en cada lado.

2. Abdominales oblicuos en plancha

Abdominales al estilo plancha

Abdominales/ Pinterest

A veces lo simple es bueno. Simplemente levanta una rodilla a la vez para activar los oblicuos y estabilizar los músculos. Este movimiento también tonifica tus hombros y piernas mientras lo realizas.

Para sacar el máximo provecho de esto, juega con el tempo. Prueba los primeros 10 con un ritmo más lento. Para los próximos 10, duplica el ritmo sin interrupción. Como siempre, exhala mientras estiras la rodilla y tiras del ombligo hacia adentro.

¿Qué debes hacer?
  • Comenzando en una posición de plancha, coloca tus manos directamente debajo de tus hombros.
  • Mantén la posición mientras estiras una rodilla hacia un lado, todo el camino hasta el codo.
  • Regresa a la posición de inicio y cambia de lado.
  • Haz 10 repeticiones más lento y luego 10 repeticiones rápidas durante dos o tres series.

3. Abdominales en barra

Una de las razones por las que la bola bosu puede hacer tanto para activar tu núcleo es la ligera hiperextensión que crea a través de la parte superior del cuerpo al estar en una superficie redondeada en lugar de una plana.

El mayor desafío aquí es no balancearse o usar el impulso. Tómate tu tiempo y mantén el movimiento lo más suave posible.

Colgando de una barra con el cuerpo recto, asegúrate de que tus brazos estén rectos y que los hombros estén alejados de tus oídos durante todo el ejercicio.

¿Qué debes hacer?
  • Manteniendo las piernas lo más rectas posible, levántalas hasta la barra (o lo más alto posible).
  • Baja lentamente las piernas a la posición inicial y repite.
  • Haz de 15 a 20 repeticiones.
  • Puedes utilizar la bola bosu entre tus piernas para hacer el ejercicio un poco más difícil.

Danos tu valoracion