Correr por el campo, una experiencia que te encantará

correr por el campo, una experiencia que te encantará

En plena moda fitness pocas son las que renuncian a entrenar durante las vacaciones. Y es que una vez que se ha cogido la costumbre…cuesta parar. Irnos de viaje no tiene que implicar que no hagamos sentadillas o que dejemos de salir a correr. Ya hablamos, en su día, de la experiencia de correr por la playa. En esta ocasión vamos a explorar algo distinto. Correr por el campo, una experiencia que te encantará y te hará descubrir paisajes maravillosos. Ponte las zapatillas, que salimos.

Ventajas de correr por el campo

correr campo

shutterstock

Mejora la potencia muscular: Al encontrarnos con un terreno irregular, con suelo de distinta densidad y varias pendientes, los músculos deben esforzarse más. De esta forma, los músculos se vuelven más fuertes, y lo hacen en un entorno natural. Ésto ayuda, también, a evitar lesiones en el futuro.

Mantiene la motivación: La posibilidad de llegar a sitios nuevos o las sensaciones que produce correr por el campo te motivarán muchísimo. Además, el paisaje ayuda a que tengamos ganas de salir ¡con lo bonito que es todo!

Temperaturas mucho más agradables en verano: Correr sobre asfalto a 38 grados puede ser, incluso, peligroso. Sin embargo, en pleno verano se puede correr perfectamente por el campo porque la temperatura es más baja y la tierra húmeda no desprende calor.

Se pueden hacer actividades en equipo: En la ciudad es más incómodo correr en grupo debido a las aglomeraciones de gente. Sin embargo, en el campo puedes planear una excursión con tus amigos o unirte a alguna actividad deportiva de la zona ¡te lo pasarás en grande!

Desventajas de correr por el campo

mujer campo lesion

shutterstock

El terreno es muy irregular: Ésto, que antes era una ventaja, se convierte en una desventaja si, por ejemplo, estamos recuperándonos de una lesión. Al igual que ocurre en la playa, si tienes o has tenido algún problema es mejor que optes por andar en vez de hacer running. Así, evitarás lesionarte de nuevo.

Es más fácil perderse: Sobre todo si no conocemos bien la zona. El campo está lleno de caminos y senderos y, si no nos fijamos bien en el camino, podemos perdernos. Por eso es imprescindible planear bien la salida y la ruta.

Nos podemos quedar incomunicados: Aún hoy hay muchas zonas en las que nos podemos quedar sin cobertura. No te angusties si ocurre, pero intenta encontrarla lo antes posible por si surge alguna urgencia.

Consejos de seguridad

mujer campo chaqueta

shutterstock

A la hora de salir a correr por el campo debes tener en cuenta varias medidas de seguridad extra. De esta forma, evitarás muchos problemas y podrás disfrutar bien de la experiencia.

Hay que abrigarse bien: Aunque sea verano, lleva siempre una chaqueta. Es mejor tener que quitársela a sufrir una hipotermia.

Protégete del sol: Aplícate siempre protección solar y, si tu ruta es larga, llévate un bote. Recuerda que el sol no solo pega fuerte en la playa.

Planifica tu ruta: Estudia los caminos en un mapa o en internet. Infórmate sobre dónde hay fuentes y bares y, también, sobre el tiempo que se tarda en recorrer las distancias ¡no se te vaya a hacer de noche!

Informa a alguien de tu ruta: Sobre todo si vas sola. Informa también de la hora aproximada a la que llegarás. De esta forma, si te ocurre algo será más fácil localizarte.

mujer campo movil

shutterstock

Lleva el movil y un silvato: De esta forma, podrás pedir ayuda si la necesitas. El silvato o cualquier otro objeto similar te permitirán llamar la atención si te quedas sin cobertura.

Evita la música muy alta: Puedes llevar tu música favorita puesta, pero intenta que el volumen no sea demasiado alto. De esta forma, podrás oír los sonidos de tu alrededor y estar prevenida ante cualquier peligro que se aproxime.

Lleva siempre barritas energéticas y agua: Te ayudarán a mantener las fuerzas y la hidratación necesarias.

Respeta: Tanto a las personas que te encuentres como al entorno. Evita ir campo a través o dejar cualquier tipo de basura en el suelo. Recuerda que todos somos responsables de cuidar nuestro entorno.

¿Te ha gustado?