Prueba el descanso activo y disfruta de sus beneficios

descanso activo
Shutterstock

Descanso activo, una forma diferente de dar un respiro al cuerpo y, a la vez, de seguir poniéndote en forma. Si aún no lo has probado, te proponemos las mejores maneras iniciarte en esta práctica y empezar una vida sana.

Después de un buen entrenamiento, te mereces un buen descanso. Pero eso no quiere decir que tengas que quedarte todo el día sentada en el sofá. De hecho, si estás sufriendo las consecuencias de haberlo dado todo durante el ejercicio, y empiezas a notar esas odiosas agujetas, un descanso activo podría ayudarte. Es más, los expertos insisten en que para acabar con las agujetas, hay que moverse. Y para eso, no hay nada como el ejercicio aeróbico de baja intensidad.

Descanso activo: elige el tuyo

Prueba el descanso activo y disfruta de sus beneficios

Shutterstock

Caminar, por ejemplo, es un ejercicio apto para todo tipo de personas, y con múltiples beneficios. Aunque no te lo creas, puede ser igual de efectivo que salir a correr. Solo necesitas dedicarle un poco más de tiempo. Y es que para andar, el cuerpo utiliza la grasa como combustible, mientras que en la carrera, cuando la intensidad es elevada, se sirve del metabolismo de los carbohidratos. Por no hablar de que andando evitas que las articulaciones sufran el impacto del que sí son víctimas durante la carrera. ¿La clave del descanso activo caminando? Elegir el momento y el ritmo adecuados. Lo mejor es dedicar entre una y una hora y media a caminar a buen ritmo, cuidando la técnica de la pisada.

descanso activo bici

Shutterstock

Y si, por el contrario, no tienes tanto tiempo libre que dedicarle a tu descanso activo, prueba a nadar o montar en bicicleta durante media hora. También puedes probar la elíptica o la bicicleta estática de tu gimnasio. Siempre manteniendo una intensidad suave, sin olvidarte de que tu objetivo es facilitar tu recuperación. Y si crees que tu cuerpo te pide reposo, ¡escúchalo! Quien debe decidir el tipo de descanso que debes tomar son él, y tus sensaciones.

Periodista y aprendiz de vida (saludable). Mantén siempre la mente más abierta que tus ojos

    Danos tu valoracion