Adiós a las maquinitas. Enseñar a divertirse en analógico

¿Cansada de ver a los niños siempre pegados a una pantalla? te damos las claves para desengancharlos y enseñarles a divertirse.

Adiós maquinitas. Enseñar a divertirse en analógico

En los últimos años las consultas de psicología están atestadas de niños con problemas de atención. Estos pequeños, muchas veces, son diagnosticados y tratados de Trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Sin embargo, muchos de estos casos se podrían prevenir diciendo adiós a las maquinitas. Enseñar a divertirse en analógico  es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu hijo y por su educación.

Sabemos que es muy cómodo ponerle delante de la pantalla durante horas. También sabemos que eso es lo que él pide. Las videoconsolas, los móviles, las tablets, los ordenadores y al televisión son sus referencias. Sin embargo, no son lo mejor para ellos. Por eso te traemos las claves para evitar que tu hijo sea un niño pegado a una pantalla.

Establece un límite de tiempo

niña y madre

shutterstock

Pon un tiempo diario máximo para el uso de videoconsolas y ordenador, y sé firme. Ese límite puede ir subiendo a medida que se vaya haciendo mayor, pero no debe superar las dos horas. De esta forma, evitarás que las pantallas se conviertan en una adicción y obligarás al niño a buscar otras formas de entretenerse ¡las de toda la vida! Eso sí, predica con el ejemplo y ponte ese mismo límite a ti.

El movil, con control y no a cualquier edad

niña y madre movil

shutterstock

Los expertos recomiendan que el niño no tenga movil hasta, como muy pronto, los 14 años. La adolescencia significa el comienzo de las salidas con los amigos y, en esos casos, la existencia del movil está justificada. Además, es un periodo en el que el niño comienza a desarrollar su vida fuera del núcleo familiar de forma independiente. Por eso es bueno que tenga su propio teléfono, y que éste sea su responsabilidad. Eso sí, el movil jamás debe sustituir las relaciones personales.

Eso sí, el movil debe ser controlado en todo momento por los padres. De esta forma evitaremos un gasto desmesurado y detectaremos antes posibles usos inapropiados del teléfono. Si tu hijo es menor de esa edad y ya tiene su propio movil, te recomendamos hacer como con las videoconsolas y dejárselo solo unas horas al día.

Haz actividades en familia

familia jugando

shutterstock

Realizad deporte juntos, haced excursiones al campo, jugad a juegos de mesa…El tiempo que paséis juntos enriquecerá y fortalecerá a la familia entera. Además, será un tiempo en el que el niño no estará con ninguna maquinita y descubrirá que es posible divertirse sin ellas. Además, pasando más tiempo en familia reforzareis vuestros lazos afectivos.

Regálale juguetes e invita a sus amigos a casa

niños monopatín

shutterstock

Hablamos de juguetes de los de toda la vida. Muñecas, coches en miniatura, juegos de mesa, experimentos…las opciones son infinitas. Si invitas a sus amigos a jugar, reforzarás su capacidad para interactuar con otros cara a cara. Además, con este tipo de juguetes estimularás su imaginación y su capacidad creativa.

Ten en cuenta que las máquinas influyen en sus estudios

niños en clase

shutterstock

Muchos niños acostumbrados a usar maquinitas tienen problemas con los estudios. La causa es que su cerebro ha crecido acostumbrado a una sobre-estimulación con tanta pantalla, tantos sonidos, movimientos, luces y colores. Por ello, les es muy difícil mantener la atención en la profesora, que no es tan estimulante. Pero ¡don´t worry! el cerebro se puede reeducar.

No dudes en buscar ayuda profesional

niña psicóloga

shutterstock

Si ves que tu hijo es incapaz de separarse de las pantallas ve a un profesional. Hay cada vez más casos de personas adictas a las maquinitas. Aunque no lo parezca, una adicción así puede ser peligrosa. Hay personas que, en casos extremos, se olvidan de comer o asearse por culpa de las pantallas. También hay muchos niños que no descansan adecuadamente porque se quedan hasta tarde jugando. Además, una adicción así afecta a la salud psicológica de quien la sufre y de su entorno.

Danos tu valoracion