Aprende a soltar, practica el desapego emocional

Aprende a soltar, practica el desapego emocional
Shutterstuck

Desde que nacemos necesitamos establecer vínculos de amor, seguridad y protección con las personas que nos rodean. No hay nada más reconfortante que sentirse arropado y querido. Pero lo importante es que estas relaciones sean sanas y no nos impidan tener un espacio personal. De lo contrario, influirán negativamente en nuestra autoestima. Para impedirlo la mejor opción es practicar el desapego emocional.

¿Qué es el desapego emocional?

Puede que la palabra desapego genere cierta frialdad o que se asocie al egoísmo, pero si la enfocamos desde la psicología o el crecimiento personal todo cambia porque supone un gran valor que todos deberíamos de ejercitar para liberarnos del sufrimiento y las emociones negativas.

Practicar el desapego emocional consiste en disfrutar de nuestras relaciones e incluso, de las cosas sabiendo que son transitorias. Todos cambiamos con el paso del tiempo dependiendo de nuestras experiencias, hoy no somos la misma persona que hace unos años pero tampoco seremos la misma dentro de cuatro y hay que tenerlo presente.

Aprende a soltar, practica el desapego emocional

shutterstock

Esto no quiere decir que el desapego emocional implique deshacernos de lo que no es importante o que rompamos sin más nuestras relaciones personales, sino que aprendamos a amar y a apreciar desde un punto de vista equilibrado y saludable, rompiendo las cadenas de esas necesidades que nos atan.

Desapegarnos es liberarnos emocionalmente y vivir desde la sinceridad y la honestidad con nosotros mismos con el único objetivo de tratarnos bien. Porque está claro que no nos desapegaremos de aquello que nos hace bien, pero sí de lo que nos latiga y nos genera dependencia.

Aprender a decir adiós

Para decir adiós y soltar primero hay que ser consciente de todo aquello que tenemos en nuestra vida y que no nos enriquece. No es fácil llevarlo a cabo pero tampoco imposible. Ahora bien, ¿cómo romper con esas cadenas tan pesadas y echar a volar? ¿cómo poner punto y final a años de experiencias, emociones y sueños?

A través de la valentía y la sinceridad con uno mismo. El momento perfecto no suele llegar, sobre todo si lo impedimos con excusas y justificaciones. Dar el primer paso, lanzarse a lo que nuestro interior nos pide a gritos es la solución aunque el miedo salga a escena. Para ello, es importante tener en cuenta los aspectos que veremos a continuación.

Eres responsable de tu vida

Eres el protagonista de tu vida. No eches la culpa a los demás de lo que te ocurre ni de tu infelicidad. No cargues a los demás con la responsabilidad de tu vida porque solo tu eres responsable de ti mismo y por lo tanto, de cambiar tu situación y cómo te sientas.

No te agarres a la idea de que para ser feliz necesitas encontrar pareja o que tu familia apruebe cada paso que das. Pocas veces o ninguna los demás serán capaces de satisfacer todas tus necesidades. Practica el desapego hacia la dependencia de los que te rodean y comienza a responsabilizarte de ti.

Vive el presente y practica la aceptación

Pensar en aquel conflicto familiar, en la relación de pareja que no pudo continuar o aquella situación traumática constantemente alimenta nuestros apegos y nos impide avanzar.

Soltar el desapego emocional

shutterstock

Vivir en lo que fue o en lo que será nos distrae del presente y lo más importante, de saborear cada instante con consciencia. El apego se ancla en el pasado y nos une a aquello que nos hace daño pero únicamente es este momento en el que puedes ser plenamente feliz.

Asume que habrá pérdidas

Nada en esta vida permanece eternamente, no lo olvides. La vida fluye y cambia a cada instante igual que nosotros mismos con el paso del tiempo y la influencia de lo que acontece a nuestro alrededor.

Todo en algún momento se desvanece ya sea la vida, las relaciones que vamos estableciendo o las cosas que tenemos. Y todo ello forma parte del desapego, es ley de vida y nuestra tarea pendiente es aceptarlo, al igual que descifrar el aprendizaje que conlleva.

Sé libre y deja ser libre a los demás

El desapego emocional implica no adueñarnos de la vida de los demás ni ellos de la nuestra, sino promover la libertad, saber amar y recibir amor. Exigir e imponer no es saludable, cada persona necesita su propio espacio personal y sobre todo, mostrarse tal cual es para ampliar sus círculos y enfrentarse a lo desconocido.

Danos tu valoracion