Consejos para que sepas cómo mejorar la capacidad de mejorar en conflictos

Maneras de resolver conflictos

Decía Aristóteles “Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso ciertamente, no resulta tan sencillo” ¿Lo ves? Hasta los conflictos tienen conflictos.

Las relaciones personales, ya sean de pareja, familiares o de amistad, suelen ser gratificantes, pero a veces, nos encontramos con ciertas piedras en el camino que pueden llevar a un deterioro completo o parcial de estas situaciones.

Hoy vamos a mostrarte una serie de consejos y estrategias que te ayudarán a resolver estas situaciones negativas de una manera más adecuada y beneficiaria. Reflexionar, es parte de absolutamente importarte.

Aprender de cualquier tipo de experiencia y llevarla a práctica es parte de la clave para poder entender que la verdadera enseñanza no acaba nunca. Y en materia de problemas, incluso más. Conoce cómo llevar a cabo estos consejos.

Conflictos

Manejar el motivo y prevenir las razones de la conflictividad te ayudará/ Google Inc

Consejos para mejorar tus conflictos

Manifestar sentimientos y emociones

Gestión de conflictos

Gestión de problemas y conflictos/ StarMedia

Dar a entender al otro cómo nos sentimos, es algo muy importante en una relación interpersonal. Inspira confianza y comunicación, dos pilares básicos en la construcción de relaciones interpersonales.

La otra persona, usualmente desconoce qué es lo que realmente te sucede. Desde ese punto de vista, es cuestión tuya hacerle llegar lo que sientes oportunamente. Evitar que asuman de antemano, o que te juzguen, en esto los prejuicios son negativos.

No generalizar, expresa mensajes desde tu experiencia

“Yo pienso que…”, “Yo creo que…”, es un modo asertivo de expresarnos. Es decir, una manera que no suele dejar ningún tipo de problemas al azar. Además envía un mensaje de autoridad y honestidad.

La generalización puede conllevar a error, y a un aumento de la frustración, ya que ninguno de nosotros poseemos una verdad absoluta sobre las cosas.

Mutualidad y compromiso

El establecimiento de un compromiso entre las partes, y su cumplimiento generará mayor confianza entre los miembros. Aún más importante, no deja lugar a dudas y mucho menos a malentendidos. Se establecen las bases de lo que se quiere.

Finalmente, recuerda que una discusión suele desembocar en situaciones de estrés y nervios, y que un adecuado uso de las emociones es algo imprescindible para no desembocar en situaciones desastrosas.

Para ello, la práctica de la relajación y respiración frecuente puede ayudarte a tener un mayor autocontrol emocional. Lo más importante es tener en cuenta que para los conflictos se necesitan dos partes. Si tú no quieres ser una de ellas, evítalas y aplica estos consejos.

Danos tu valoracion