¿Confesarías a tu pareja cuál es tu fetiche?

Confesar algún fetiche a tu pareja

Tener secretos bien guardados para sí mismo, frecuentemente es relacionado con algún tipo de problema; aún más estando en pareja. Poseer un tipo específico de excitación, ya sea que involucrar cualquier fetiche puede generar mucho miedo, y temor hacia el reproche.

En una sociedad llena de tabúes, puede ser difícil expresar todas nuestras preferencias sexuales y fetiches libremente, especialmente si estos son fuera de lo común. Es probable que ya estés preparada para contarle a tu amante todo lo que pasa por tu cabeza, pero no sabes cómo hacerlo.

Debes entender que todos solemos tener un pequeño secreto, algo que nos emociona y responde a nuestras exigencias. Desde la psicología hasta la química y biología estudian el fenómeno del fetiche. Y en las relaciones de pareja puede ser todo un shock importante.

Descubre de qué trata cualquier fetiche y cómo puedes hacer para comunicarlo a tu compañero. Si no eres de las que reprime sus fantasías e impulsos naturales, definitivamente este artículo está hecho para ti.

La dificultad de contar un fetiche

Puede ser duro contar un fetiche/ Tindr

Comunica tu fetiche, sin reservas

Debes entender bien qué es el fetichismo

Conoce qué es el fetichismo

Debes empezar por saber qué es el fetichismo/ Tindr

Los fetiches no son más que fuertes preferencias sexuales por situaciones específicas o por el contacto con objetos que desatan un gran deseo erótico. También es lo que conocemos como fantasías sexuales o “juegos de roles”.

El sexo atrevido engloba todas las prácticas sexuales alternativas a las relaciones tradicionales.Es decir, todo lo que se sale de los parámetros acostumbrados por la sociedad, como tener sexo con fines reproductivos entre hombre y mujer exclusivamente.

¿Cómo debes comunicar tu fetiche?

Sin importar si tu fetiche trata de una adoración por los pies, pasión por el látex, o algo tan poco usual como pinchar globos inflados, lo peor que puedes hacer es mostrarlo como si fuera una enfermedad mortal o un grave problema.

Debes ser muy optimista e invitar a tu pareja a vivir la experiencia contigo, suena mucho mejor decirle “Ahora puedes hacerlo conmigo” que “¡Ahora debes hacerlo conmigo!”. Una invitación, en lugar de una orden.

Después de comunicarlo: sé directa

Sé precisa con tu fetiche

Explica tu fetiche, de qué trata/ Google Inc

Si ya estás por completo decidida a hablar sobre tus fetiches, tienes que ser lo más clara y detallada posible. Por ejemplo, si te excitan los zapatos de hombre velludos, muéstrale como y cuánto te gusta; si sientes una fuerte atracción por las axilas, especifica si las prefieres afeitadas o peludas.

Esto ayudará a la otra persona a entenderte y saber qué es exactamente lo que quieres en lugar de condenarte de antemano. Todo se trata de un proceso de adaptación y transición.

 

Danos tu valoracion