Sexo anal, ¿te animarías?

Sexo anal para animarse

Está bien, iniciamos. Sí, hoy te traeos en Womshe un tema que quizás hayas tocado con tu pareja varias veces y eso te haya dejado algo confundida o incómoda; el sexo anal. Esta práctica sexual que para muchos hombres es como el “Santo Grial” en lo que al sexo se refiere.

Te mostraremos todos los tapujos, pequeños mitos y beneficios que tiene que lleves a cabo, y siempre manera segura el sexo anal. No te preocupes, infortunadamente este tema aún guarda mucha relación con los tabús y la falta de información.

Aunque respondiendo a la pregunta que da sentido a este artículos, creemos que tener sexo, de manera segura, con consentimiento mutuo es parte de la clave para orgasmos más poderosos y una plena vida sexual. La cuestión ahora queda de tu parte, ¿crees poder animarte y hacerlo anal?

Todo está en la subjetividad que cada pareja posea, y eso hay que tomarse en consideración. Porque para poder llevar a cabo el sexo anal es necesario dominar unos pasos que requieren paciencia, confianza y comunicación.

Descubre de qué trata todo lo que te hemos venido explicando, recopila todos esos datos, y en la comodidad y seguridad de tu habitación; plantéale tu disposición a intentarlo. Puede que te lleves una que otra sorpresa agradable.

Sexo anal, cuestión de animarse

Trasero de mujer con tanga / MensHeatlh

Animarse con el sexo anal

“Eso lo hacen las mujerzuelas”

No es de mujerzuelas es sexo anal

Mujeres comentar sobre otra/ StarMedia

Tienes que entender una cosa antes de iniciar en esta práctica, así como en muchas otras relacionadas con la anatomía y la creatividad humana, no hay nada de malo o antiético en practicar sexo con quien desees mientras ambos se cuiden y sean responsables.

Es momento de dejar atrás esos viejos chismes sobre “qué está bien y qué no”. Si sientes que puedes hacerlo, y les provoca; no debes encontrar más limitaciones que las que tu mente y cuerpo indiquen. Además, y esto con tilde creativo, tanto gemir como ser exuberante dejará loco a cualquier hombre.

Paso a paso, poco a poco

¿Recuerda el miedo que solías tener con respecto a perder tu virginidad? Ese cosquilleo en el estómago, la manos que no paraban de sudar, pues algo así sucede al momento de atreverse a dar el “sí” para el sexo anal. Si en algo es parecido a tu virginidad es que el ritmo es de a poco.

No pueden empezar a hacerlo de este modo sin antes no tener un previo y bastante prolongado tiempo de caricias, besos, experimentación, juegos y un montón de etcéteras más. Muy pero muy despacio, con amabilidad y gentileza.

No es como en el porno, usa lubricantes (y preservativo)

Usa preservativos y lubricantes

Condones de varios colores y tamaños/ Google Inc

Por favor, jamás subestimes la protección que ofrece como método contra enfermedades de transmisión sexual el preservativo. Incluso si se trata de estar con tu pareja estable, hacerlo de manera anal es un riesgo por las bacterias que residen ahí.

Por otro lado, los lubricantes con base de agua son ideales para que puedas realizar sexo anal, ya que naturalmente esa zona no genera lubricación y la fricción que genera le penetración puede ser una molestia. Con el tiempo (y con paciencia) verás que todo irá para mejor “If you know what I mean”

 

Danos tu valoracion