Tener sexo embarazada, ¿está bien si lo hago?

Sexo embarazada

El sexo. Ese maravilloso embrujo donde solemos ocultar tantas intenciones. La manera más humana de demostrar que solos no valemos tanto como estando en compañía de otros. Ahora bien, tener sexo embarazada es actualmente un problema para tu moral, ¿realmente es así?

Muy bien, es momento de evaluar si realmente es así. Además, también es tiempo de arrancar de una vez por todas todos los mitos que se puedan. En Womshe, es nuestra contribución para erradicar los estigmas y ayudarte a disfrutar de una sexualidad plena.

Como ya habrás leído, tener sexo embarazada es considero como algo negativo en muchas sociedades. Si por casualidad, estás en una donde no lo sea, y sea visto como un acto normal dentro de la cotidianidad; ¡excelente!

Aunque infortunadamente, para las mayorías no es tan así. Al parecer, aún se resiste la “creencia” en la santidad de la mujer al momento de concebir. Si bien, existe un elemento sublime al momento de traer vida a este mundo, no por ello significa que estás haciendo algo mal por querer orgasmos.

Y sí, has leído bien bien: ¡orgasmos! Tú también mereces la mayor suma de placer que puedas obtener, incluso estando embarazada. No te limites y sigue con nosotros para que averigües la respuesta a esta pregunta.

Sexo durante el embarazo

Conoce en qué te equivocas sobre tener sexo embarazada/ Google Inc

Sexo embarazada, una cuestión humana

“¿Está bien visto, qué pensarán de mí?”

Está bien tener sexo embarazada

Dudar, pensar de más, todo eso tienes que dejarlo atrás/ Google Inc

Las inseguridades con respecto a la elección de tener sexo embarazada son proporcionales a los elementos que hayas presenciado mientras crecías- Bien sean en tu casa, tu círculo social, o incluso los estigmas que haya marido y mujer,

Lo que sí debes tener en cuenta es que la sexualidad es libre, y por ende nadie tiene la potestad de juzgarla. Sin embargo, no hay nada de malo es tener sexo mientras esperas tu bebé, de hecho el cuerpo es más susceptible a las caricias y propenso al orgasmo.

“Me entran ganas pero no quiero que mi esposo me juzgue”

Miedo a ser juzgada

Vence los estigmas y miedos, incluso si vienen de tu esposo/ Tindr

Mucho cuidado con pensar de esta manera. Honestamente, si mientras te encuentras a la espera del nacimiento de tu bebé, durante algunos de esos 9 meses te entran ganas de tener sexo, pues deberías tenerlo. El simple hecho que tu marido pueda juzgarte es un indicador de que algo está mal.

Convérsalo con él, hazle entender que estas posturas no tienen sentido. Y que el sexo es una etapa de la vida misma. Así como comer, dormir, ducharse o correr lo son. Crezcan como pareja, como compañeros, ayúdalo a eliminar ese tabú dañino y disfruten de una (o varias) sesiones de buen sexo.

Danos tu valoracion