Lasaña de espinacas

Lasaña de espinacas
Shutterstock
45 m
Calorias: 353
Media

Con esta receta de lasaña de espinacas disfrutarás de una comida saludable y casera que además está riquísima. Para aquellos que desean mantener la línea comer pasta parece no ser la opción más recomendable, sin embargo, si sabemos combinar este alimento con otros que aporten a nuestro organismo una serie de beneficios no tenemos porqué privarnos de esos platos que a todos nos gustan, como es el caso de la lasaña.

Las espinacas son una excelente fuente de vitamina A, B2, C, E y K, proteínas, magnesio, fósforo, hierro, ácido fólico, potasio, calcio y fibra dietética. Estos compuestos son asociados directamente con la mejora de enfermedades relacionadas con la vista y la protección del sistema digestivo. Asímismo el consumo habitual de esta verdura contribuye a la salud del cerebro previniendo de enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer.

Como todos sabemos, por su alto contenido en carbohidratos comer pasta habitualmente no es lo más sano, pero si la acompañas de verduras o de otros alimentos ricos en vitaminas y minerales puedes consumir de vez en cuando una de las delicias culinarias que más gustan a nuestro paladar... eso sí, procura comer esta lasaña en un almuerzo, ya sabes que por la noche es mejor comer platos menos calóricos. ¿Te apetece una lasaña de espinacas?

Ingredientes para 4 personas

Para la lasaña:

  • Espinacas - 400 gramos
  • Tomate - 6 unidades
  • Ajo - 2 dientes
  • Cebolla - 1 unidad
  • Pasta de lasaña - 9 láminas
  • Queso parmesano - 130 gramos
  • Queso mozzarella - 130 gramos
  • Pimienta negra - al gusto
  • Sal - al gusto
  • Aceite de oliva

Para la bechamel:

  • Harina - 100 gramos
  • Mantequilla - 30 gramos
  • Leche - 1 vaso
  • Sal - 1 pizca
  • Nuez moscada - 1 pizca

Cómo hacer lasaña de espinacas

  1. Para empezar, pela y pica el ajo y la cebolla en trozos más bien pequeños. Pon un poco de aceite en una sartén y dora estas verduras...
  2. A continuación, pela y pica los tomates y añade a la sartén. Echa sal y pimienta al gusto y deja que se cocine a fuego medio durante 5 minutos.
  3. Ahora incorpora las espinacas y deja hasta que reduzcan su tamaño, si es necesario añade un poco más de sal...
  4. Le toca el turno a la salsa bechamel. En un cazo derrite la mantequilla y añade la harina, después remueve y mezcla con una cuchara de madera durante 1 minuto para que no se pegue. Agrega la leche poco a poco y bate con unas varillas hasta lograr una salsa espesa y sin grumos. Por último, añade sal y nuez moscada al gusto...
  5. Para cocer la pasta de lasaña sólo tienes que poner agua a hervir en una cazuela y dejar los minutos indicados por el fabricante.
  6. En una bandeja para horno monta la lasaña de la siguiente manera: extiende un poco de salsa bechamel sobre la superficie de la bandeja, después coloca una capa de láminas de pasta para lasaña, pon un poco de relleno, un poco de queso mozzarella y de nuevo las láminas de pasta... así hasta rellenar la bandeja.
  7. Por último, añade el queso parmesano por encima e introduce en el horno previamente caliente durante 15-20 minutos o hasta que el queso gratine.

Notas y Consejos

Como sabes, la lasaña es un plato de origen italiano, para que quede con ese toque que dan los maestros de la pasta añade al relleno un poco de albahaca bien picada, verás cómo todos se chupan los dedos con esta receta casera!

Danos tu valoracion