París romántico: lugares imprescindibles

Paris romantico
Shutterstock

La ciudad de París (capital de Francia), además de ser conocida como la ciudad de la luz, es el destino más romántico del mundo. Su cantidad de historia, espectaculares monumentos y ese aire bohemio que le caracteriza, ha llevado a París a ganarse la fama que posee hoy en día, un París romántico, convirtiéndose al mismo tiempo en uno de los destinos más visitados del mundo.

París ha sido, desde siempre, un símbolo de romanticismo tanto en películas como en novelas y la ciudad ha sabido sacar provecho de esa situación, ofreciendo los mejores planes para parejas que puedas imaginar. Viajar a París es siempre una buena opción con infinitas posibilidades. Toma nota del París romántico: los lugares imprescindibles que debes conocer en la ciudad del amor y los planes más interesantes.

Crucero por el Sena

Sin duda uno de los planes prácticamente obligatorio es realizar un crucero por el río Sena, admirando los lugares más emblemáticos de la ciudad. Hay cruceros que ofrecen recorridos de una hora mostrando los puntos de interés principales (Museo del Louvre, Museo de Orsay, Catedral de Notre Dame, Torre Eiffel, puente Alexandre III) y otros que ofrecen servicio de restauración para poder disfrutar del París más romántico en una bonita velada. Lo mejor es disfrutar de uno de estos cruceros al atardecer: París iluminado en la noche es simplemente increíble.

Cruceros por el Sena

Shutterstock

Pasear por el barrio de Montmartre

Uno de los barrios más bohemio y con más encanto es Montmartre, lleno de artistas, música y un ambiente alejado del bullicio de la ciudad. Pasear por las callejuelas de Montmarte, disfrutar de las vistas desde el Sacre Coeur o acercarte al muro de los “te quiero” en la Place des Abbesses serán los mejores aliados para tu estancia romántica en París.

Montmartre

Shutterstock

Torre Eiffel

Admirar la Torre Eiffel desde Trocadero o bien desde Champs de Mars, es totalmente obligatorio. La Torre Eiffel es el símbolo por excelencia de París, la eterna protagonista de la ciudad. El ascenso a la torre te garantizará las mejores vistas al río Sena, Montmartre, los Inválidos o Notre Dame entre otros, tanto de día como de noche, aunque parece que por la noche, con la ciudad iluminada, todo se ve más bonito. No te pierdas el encendido de la torre por la noche, con sus luces parpadeantes.

Torre Eiffel

Shutterstock

Pasear por la orilla del Sena

Otra opción para recorrer París es dar un paseo por la orilla del Sena, desde Notre Dame hasta la Torre Eiffel o viceversa para así descubrir los puentes más románticos de la ciudad, como el Pont des Arts, que hasta hace poco albergaba miles y miles de candados que dejaban los enamorados (en 2015 se retiraron porque la estructura del puente peligraba). Otros puentes que merece la pena descubrir son el puente de Alexandre III, uno de los más emblemáticos de la ciudad o el puente Bir-Hakeim con su original estructura.

Puente Alexandre III

Shutterstock

Recorrer los Campos Elíseos

La avenida de los Campos Elíseos es la más célebre de París, a la vez que romántica y lujosa, que alberga los restaurantes más caros y las tiendas visitadas por la clientela más selecta. Pasea a lo largo de los Campos Elíseos con el Arco de Triunfo al fondo, aprovechando para conocer algunos de los parques más bonitos que se encuentran en los laterales de la avenida. Si visitas París en Navidad, podrás disfrutar además del increíble alumbrado navideño.

Campos Eliseos

Shutterstock

Visitar el Museo Rodin

Se trata de uno de los museos más tranquilos de la ciudad, no tan saturado como otros más conocidos (Louvre, Pompidou, Orsay…). En el Museo Rodin se encuentra la famosa escultura de “El Beso” o “El Pensador” y unos jardines que dan el toque romántico necesario, un lugar donde encontrarás mucha paz entre tanto ajetreo de la ciudad.

Museo Rodin

Shutterstock

Museo de la vida romántica

En el barrio de Pigalle, en una calle algo escondida se encuentra el Museo de la vida romántica, que no suele formar parte de los habituales recorridos turísticos y aún resulta desconocido para muchos turistas, razón por la cuál la visita será más especial. El museo está ubicado en la casa del pintor Ary Scheffer y su ambiente gira en torno al período romántico. Tiene también un pequeño jardín con mucho encanto en el que disfrutarás de un buen momento de paz.

Sena

Shutterstock

Graduada en Turismo y viajera sin fronteras

    ¿Te ha gustado?