Visitar Granada en pareja

visitar Granada en pareja
Shutterstock

Granada está considerada como una de las ciudades más bonitas de España y si no que se lo digan a Federico García Lorca, que afirmaba que “Granada está indefensa ante la gente, pues ante los halagos nada ni nadie tiene manera de defenderse”. Su característica mezcla de culturas ha hecho que hoy en día se haya convertido en una ciudad con cierto aire romántico y exótico. Visitar Granada en pareja e impregnarse de su mágico ambiente puede ser un plan perfecto si quieres sorprender a esa persona especial.

La herencia que dejaron los árabes aporta un carácter especial a esta ciudad. Su esencia se ve en algunas calles, estrechas, donde se aprecia la arquitectura árabe, en las teterías y tiendas de artesanía que se concentran especialmente en torno a la Catedral. Aunque si por algo es famosa la ciudad de Granada es indudablemente por su joya más preciada: La Alhambra. Si viajas a esta ciudad, entenderás por qué este conjunto monumental es el culpable de que Granada se lleve todas las miradas y halagos. 

Ante tal panorama de belleza, todo lo demás está a favor, así que no dejes pasar la oportunidad de visitar Granada en pareja. Aquí te dejamos los sitios imprescindibles que debes conocer:

La Alhambra

El nombre “Alhambra” significa fortaleza roja y su función inicial fue de defensa, motivo por el que se encuentra sobre una colina. Después pasó a ser residencia real y centro administrativo. La Alhambra es el monumento más visitado de España ( con razón) y la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad en 1984.

La Alhambra es un conjunto compuesto por tres zonas generales: los jardines del Generalife, los palacios nazaríes y la Alcazaba, espacios de una belleza asombrosa. Lo más impresionante es que, a diferencia de otros famosos monumentos del mundo, se conserva en un estado excepcional, dando la sensación de encontrarte en otra época lejana.

Alhambra

Shutterstock

Desde cualquier punto de la Alhambra podrás disfrutar de vistas espectaculares a la ciudad y en concreto al barrio del Albaicín. Para visitar la Alhambra, es importante reservar con mucha antelación ya que existen unas restricciones en cuanto al número de visitantes y las entradas se agotan rápidamente.

El Albaicín

El Albaicín es el antiguo barrio árabe de la ciudad de Granada. Aunque actualmente verás muchas iglesias, en su día las mezquitas eran las que reinaban en el barrio. Sus calles son particularmente estrechas y las gran parte de las casas de color blanco debido a la influencia árabe.

Albaicin

Shutterstock

No te pierdas, en el Albaicín, el Mirador de San Nicolás, el mejor punto de Granada desde el que admirar el conjunto de la Alhambra. Las vistas son simplemente increíbles así, ¿qué mejor que disfrutarlas en compañía?

Sacromonte

Pegado al Albaicín se encuentra el barrio del Sacromonte, tradicionalmente el barrio de los gitanos granadinos. En esta parte de la ciudad encontrarás las famosas cuevas (viviendas gitanas) y muchos restaurantes con tablaos flamencos.

Sacromonte

Shutterstock

El flamenco, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, es otro de los protagonistas de Granada. Acudir a una actuación de flamenco es una experiencia que no puedes dejar pasar por nada del mundo.

Paseo de los tristes

A los pies de la Alhambra se encuentra el Paseo de los Tristes, uno de los lugares más románticos y con mayor encanto de Granada, por el que podrás pasear con tu pareja mientras admiras la impresionante Alhambra.

Paseo-de los tristes

Shutterstock

Alcaicería

La Alcaicería es otro de los lugares de Granada, muy cerca de la Catedral, donde tendrás la sensación de estar en otra época: callejuelas estrechas, con los rasgos propios de los zocos árabes y un cierto bullicio que bien podría recordar a los mercados de entonces.

Alcaiceria

Shutterstock

Aunque hoy en día está compuesto mayoritariamente por tiendas de recuerdos, déjate llevar por su ambiente y callejea por la zona para percibir la esencia árabe.

Baños árabes

Los baños árabes, en Al-Andalus, eran más que un lugar de baño y limpieza para los habitantes: también era un lugar de reunión. Aunque a día de hoy se conservan algunos restos de los antiguos baños, existen nuevos baños con la arquitectura similar a la que tenían los de la época.

baños arabes

Shutterstock

Una de las experiencias más románticas además de relajantes, es acudir a uno de estos baños árabes y así rememorar (en cierto modo) una de las actividades favoritas de los árabes.

Graduada en Turismo y viajera sin fronteras

    Danos tu valoracion