Ventajas de incluir grasas en tu alimentación

Ventajas de incluir grasas en tu alimentación
Shutterstock

Grasas buenas, grasas malas… Seguro que habrás oído todo tipo de argumentos sobre ellas y su relación con una vida sana. ¿Sabes por qué son necesarias para una nutrición adecuada?

A pesar de que durante años se ha defendido la idea de que las grasas son perjudiciales para la salud, los últimos estudios las relacionan con lo contrario. De hecho, los expertos advierten que son totalmente necesarias para la salud, ya que hay ácidos grasos que el organismo solo puede obtener a través de la alimentación.

Grasas saludables: dónde encontrarlas

Ventajas de incluir grasas en tu alimentación

Shutterstock

Por tanto, los alimentos comercializados como ‘light’ o bajos en grasa dejan de tener sentido. Es más, suelen compensar esta falta de grasas con niveles muy altos de azúcares añadidos, que sí son nocivos para la salud, y tu peso.

Ahora bien, es importante recalcar que no todas las grasas son iguales, y las que se deben priorizar son las monoinsaturadas y las poliinsaturadas, encargadas de múltiples funciones dentro del organismo. Reacciones metabólicas, el equilibrio de las vitaminas liposolubles liposolubles y el sistema hormonal… Y todas ellas las puedes obtener a partir de pescados azules, frutos secos, aceite de oliva, aguacate o huevos.

No todas las grasas son iguales

Ventajas de incluir grasas en tu alimentación

Shutterstock

Pero también hay otras grasas de las que no conviene abusar. Las grasas saturadas. Estas, que se encuentran presentes en la carne, lácteos y productos industriales, sí que resultan perjudiciales para la salud cuando se toman en exceso. De hecho, están relacionadas con problemas cardiovasculares. Aunque, aun así, nunca deben eliminarse del todo, ya que participan en el metabolismo del colágeno, siendo imprescindibles para la piel, las articulaciones y los tejidos conectivos.

Pero si hay un tipo de grasas que debemos evitar a toda costa, son las trans o hidrogenadas. Estas, se forman a partir de la solidificación de grasas vegetales, y tienen consecuencias nocivas sobre la salud. Y es que no solo aumentan el colesterol malo, sino que también reducen el bueno.

Periodista y aprendiz de vida (saludable). Mantén siempre la mente más abierta que tus ojos

    Danos tu valoracion