Equilibra tu mente (y tu cuerpo) con la meditación

meditacion
Shutterstock

Mente sana, cuerpo sano… ¡Y vida sana! Seguro que más de una vez has oído hablar sobre todos los beneficios de la meditación. Incluso para ponerse en forma. Y es que aúna las fortalezas de los dos mundos, el físico y el espiritual. Dos campos que, según advierten los últimos estudios científicos al respecto, están mucho más unidos de lo que parece, y la meditación es el ejemplo de ello.

Meditación para adelgazar

¿Duermes mal?¿Vives constantemente irritada? Puede que el estrés se haya adueñado de ti, y que eso esté influyendo en tu vida diaria. Por eso necesitas aprender a meditar. Como dicen los expertos de esta práctica, la meditación te aportará claridad, seguridad y una paz que acabará envolviendo todas tus actividades. Por el contrario, unos niveles demasiado altos de estrés, no solo se manifestarán en un peor rendimiento en el trabajo. También provocarán tensión en tus relaciones sociales y, a la larga, incluso te harán ganar peso. Porque sí, el estrés engorda y meditar puede ayudarte a impedirlo.

meditacion descanso

Shutterstock

Una mente equilibrada tiene consecuencias físicas en tu actitud y tu apariencia. Ten en cuenta que, si estás tratando de perder peso, el descanso es tan importante como la dieta o el ejercicio que hagas. La meditación será tu aliada en tu reconciliación con la almohada y, ¿por qué no? Contigo misma. Por no hablar de que es una actividad que desarrollará tu inteligencia emocional y creatividad. Así lo afirma este estudio llevado a cabo por la Universidad de Leiden, donde fueron analizados los pensamientos de 19 personas tras practicar meditación. ¿El resultado? Presentaban un pensamiento divergente, es decir, generador de ideas.

meditacion vida sana

Shutterstock

Y lo mejor de todo es que solo necesitas unos minutos al día para iniciarte en la meditación. Con el tiempo, podrás ir aumentando los minutos y disfrutar de todos los beneficios que te ofrece esta disciplina. Eso sí, intenta que, el rato que le dediques, sea completo. Es decir, elige un lugar que te ayude a relajarte, olvídate de todos los quehaceres del día y piensa en ti, y solo en ti. Respira hondo y viaja por tus sensaciones. Desconecta del mundo y conecta contigo misma. ¡Cuando termines desearás haber empezado antes!

Periodista y aprendiz de vida (saludable). Mantén siempre la mente más abierta que tus ojos

    Danos tu valoracion